Main Menu
Who's Online
Tenemos 11 invitados conectado
Jubileo Dominicano

AddThis Social Bookmark Button

MASTER EN HUMANIDAD

Mi nombre es Belén, tengo 27 años y nací en Córdoba, España. Me siento afortunada de la familia que tengo, de la gente que está en mi camino y aunque soy psicóloga de profesión, me considero “buscadora de experiencias humanas”.  Soy una de esas jóvenes españolas que a pesar de estar continuamente formándome, con carrera, máster, idiomas, no “es suficiente”.  La verdad que este momento de “titulitis” no me ha hecho parar, al revés, me ha hecho darme cuenta que es lo importante para mí. Desde que acabe la carrera, quería el contacto con la gente y lo he encontrado junto a organizaciones religiosas que están al servicio de los demás; ahí es donde he crecido como persona.

10.Master en Humanidad 1

En mi país mis maestros de vida han sido los niños. Empecé yendo a la “Casa de Nazaret” con mi madre para “ayudar” a niños en situación de riesgo de exclusión social y sin embargo son tardes de compartir, donde los niños me cuentan sus aventuras en la escuela y en sus entornos. Para mí son héroes. Aparecen en mi camino otros lugares de compartir, cuidando a bebes de madres solteras, dando desayunos a niños de diferentes culturas, en orientación de distintos colegios… Yo como adulta soy la que puedo juzgar historias, opinar erróneamente, entristecerme, sin embargo estos niños/as me enseñan que son niños, que les gusta el juego, me transmiten alegría, piden y dan cariño, me conquistan. Esto me ha ido abriendo los ojos, darme cuenta de las vidas más allá de mi realidad (maravillosa) y quería seguir.

Mis padres, Laicos Dominicos, nos lo han enseñado con sus ejemplos. Inquietos en la formación teológica, encuentros dominicos y el contacto con otras personas (para mi fundamental) con otros laicos, jóvenes, religiosas, hermanas, frailes y sin olvidarse de los más humildes de la sociedad. La Orden de Predicadores nos daba la oportunidad de estar con el Pueblo de Dios y con misioneros/as a través de “Selvas Amazónicas”. Mi madre con esa curiosidad e inquietud me ofreció ir con ella a las formaciones que realizaban durante 9 meses para posiblemente ir a lugares de misión. Las formaciones son estupendas, te preparan para distintas realidades, culturas, conoces testimonios que son de Nobel, sabios/as, gente con tus mismas inquietudes que se transforman en amigos y el trabajo personal, te hace crecer.

Y después de esas formaciones, el Señor te pone en camino. Mi primer destino fue tres meses en Cubulco, Guatemala con las Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario. ¿Qué aprendí? (es una experiencia vivida por tanto es difícil explicar, recomiendo vivirlo) yo aprendía primero de las Hermanas la empatía y la escucha sin tiempo. En la oración Dios me ayudaba a asimilar la realidad de discriminación, violencia, esfuerzo… y en la práctica el Señor me decía “Confía”, siempre me sorprendía. Se cumplía: “la viuda pobre dio todo lo que tenía”, me hacían regalos, se acordaban de mí, me daban cariño. Siempre digo que aparecían ángeles en el camino, con palabras y gestos acertados. Alegraban mis días, me enseñaban a no quejarme y a dar Gracias.

10.Master en Humanidad 4

La vuelta de Guatemala no fue fácil. Me tenía que adaptar a nuestra sociedad donde ese acercamiento, escucha, entrega sin esperar nada a cambio, los “no tiempos” muchas veces se perdía. Tuve que recurrir a la oración, al encuentro con mis compañeros de Selvas, a los grupos de jóvenes cristianos. Me sirvió mucho lo vivido con los Jóvenes Dominicos en la Pascua de Caleruega. Teníamos formaciones, compartires con la gente de los pueblos y convivencia entre jóvenes dominicos que éramos como una familia.

Poco a poco iba a viendo eso de “ahora empieza todo” y la continuidad entre realidades. Gracias a las experiencias que he tenido ahora me influyen más las personas, aquellas que emigran de su país (porque conocí a guatemaltecos que soñaban con América y sé lo que costaba), humanicé a los que están en la calle pidiendo (por que las Hermanas me enseñaron a acercarme a todos), fui consciente del mal gasto de la luz y el agua (cuando viví sin que saliera agua potable del grifo y cortes de luz en países de donde sale la electricidad), más curiosidad con las diferentes culturas (gracias a ver convivido con diferentes personas).

Estaba en mi camino conocer otra realidad fuera de mi país, disfrutando un mes de los/las chiapaneco/as de San Cristóbal de las Casas, México. Jesús nos acompañaba a la Hermana María del Carmen (Misionera Dominica del Rosario) y a mí desde la mañana en la oración. Y después se me presentaba en los jóvenes ilusionados en su confirmación, en los celebradores de la palabra que se entregaban para dar Esperanza a las comunidades lejanas, en el grupo de mujeres de la Diócesis que iban recuperando su dignidad y me mostraban su lucha. Común a la vez anterior, RECIBÍA. Recibía oportunidades, sonrisas, regalos, momentos de compartir únicos.

10.Master en Humanidad 3

Soy muy afortunada de lo que tengo y lo que he vivido. Hay cosas que tenemos que cambiar y cada uno en lo que pueda. Como jóvenes tenemos que salir, conocer, acercarnos al Hermano/a, escuchar. No hay que irse lejos para compartir con los demás; sí que al ir a un lugar lejano desaparece nuestra zona de confort, vives más intensamente la realidad, incluso te sorprendes de todo lo que puedes llegar a hacer. Nos toca a nosotros jóvenes hacer algo por la Iglesia, estamos en un momento en que la sociedad a veces va en nuestra contra pero también es para nosotros un tiempo de renovación, demostrar que Dios está en lo cotidiano y como dice el Papa Francisco seamos “Cristianos Alegres”. Necesitamos apoyarnos en la Oración, saber qué es lo que quiere el Señor de mí, pedirle ayuda y ser Servicio, explotar los dones que nos ha dado. Agradezco a todos los ángeles de mi camino por compartir sus vidas conmigo y a Dios por presentarse así. Hay gente que me pregunta y ¿qué ganas con los voluntariados?, me pagan en humanidad y me hacen ser rica. Continuaré…

10.Master en Humanidad 2

 
Facebook IDYM Fanpage

Sitio web de la Orden
Biblioteca online en Scribd
Fotos en Flickr