Main Menu
Who's Online
Tenemos 9 invitados conectado
Jubileo Dominicano

AddThis Social Bookmark Button

Sentí que algo ardía en mí, que necesitaba compartir.

Dimitri Díaz

Promotor de Misión, International Dominican Youth Movement

Cuando tenía 14 años, había una idea que no podía comprender… el porque la juventud vivía una realidad a medias, sin compromisos y obviando las injusticias.

Desde mi juventud busqué que el joven cambiara esa perspectiva de ver la vida… su vida. Era mi misión, o por lo menos, así la interpreté.

Durante siete años, los frailes dominicos de mi parroquia me compartieron su sabiduría y experiencia. Y con ello también me enamoré de Jesús.

Sentí que algo ardía en mi, que necesitaba compartir. Empecé a dar catequesis de confirmación, y con ello, encontrarme con una juventud no solo apática por las injusticias, la corrupción, si no también con la enemistad en Jesús. No puedo generalizar claro, pero me preocupaba (y siempre me preocupará) esa juventud que no encontraba en Jesús un amigo,… su amigo.

 

27. Senti que algo ardia en mi 1

En varios años que di catequesis me encontré con personas grandiosas, y entre ellas, muchas hermanas dominicas de varias congregaciones. No entendía muy bien lo que hacían, como vivían, pero me llamaba la atención lo que oía de ellas. Así que me di la tarea de conocerlas, pero no solo ya en reuniones, si no compartir sus hogares, sus familias, sus frustraciones y sueños. Y por supuesto, me encontré con otros mundos, otras latitudes, otros desafíos.

En las misiones de las hermanas dominicas de cualquier congregación siempre te encuentras con muchos jóvenes. Jóvenes que ven también el mundo de otra manera. Por lo que, sin dudar, entré en la dinámica de conocer a la juventud que encontraba a mi paso en este mundo dominico.

27. Senti que algo ardia en mi 2

He conocido a muchos jóvenes dominicos, de otras congregaciones, católicos y de otras religiones, creyentes y no creyentes, y a todos los busco, para poder compartir aquello que en un primer momento sentí cuando conocí a Jesús.

En estos momentos estoy en camino para un encuentro con personas muy especiales que luchan por la justicia y la paz en el mundo, y aunque sea muy complicado trabajar en estos dos temas, los jóvenes no debemos descansar hasta encontrar que la justicia social y la paz sean realidades en nuestros países, nuestros barrios, nuestras familias.

Esa ha sido mi misión, una misión que no termina, un sí, como nuestra mamá María dijo en algún momento, y su misión nunca tuvo limite. Encontremos en el sí de María la misión de cada uno de nosotros y se encarne en nuestras vidas.

Hoy 1 de octubre, dedicado a nuestra señora Virgen del Rosario en su mes, iniciamos nuestro Octubre Misionero, un octubre que para nosotros jóvenes dominicos recordamos y vivimos nuestras misiones de manera especial.

Termino con palabras de nuestro santo padre el Papa Francisco encontrando en la misión esta idea: «La misión inspira una espiritualidad de éxodo continuo, peregrinación y exilio». Así que joven, caminemos juntos por un mundo mejor!

27. Senti que algo ardia en mi 3

 

Tu hermano en la predicación,

 

Dimitri Díaz Vidal

Mission Promoter and Member of the Dominicans for Justice and Peace

International Dominican Youth Movement

mission.idym@gmail.com

Whatsapp: +50250606486 (Guatemala)

 

Check us out:

idymop.org

www.facebook.com/IDYMOP/

@idymop 

 
Facebook IDYM Fanpage

Sitio web de la Orden
Biblioteca online en Scribd
Fotos en Flickr