• IDYM
  • IDYM
  • IDYM
  • IDYM
  • IDYM
Main Menu
Who's Online
Tenemos 10 invitados conectado
Jubileo Dominicano

AddThis Social Bookmark Button

La importancia de las cosas que no se hacen.


Hace unos meses tuve la oportunidad de estar en Camerún, en la misión de Obout, al sur de la capital, con las hermanas de la Congregación de Santo Domingo. La misión cuenta con un instituto, internado y un centro médico.  Es un lugar estupendo y lleno de vida, en el que siempre está pasando algo.

Cuando supe que iba a ir, mi primer pensamiento fue sobre lo que iba a hacer en la escuela, lo que necesitaba preparar, si iba a dar clase o no, como enfocar los talleres… todo muy enfocado al “hacer”, aunque iba bien prevenida de que los planes cambian por momentos en función de las situaciones que surgen, era inevitable pensar en el hacer. Cuando estuve ahí, una vez ya metida en la dinámica del día a día logré ver – de verdad – que en muchas ocasiones el hacer no es tan importante como el estar, el ser, el escuchar, el participar... Todo eso que tanto me habían dicho antes de irme tomó todo el sentido del mundo. Fui consciente del valor tan grande que tiene el estar disponible y dispuesta a sumarte a lo que sea que haya, a la prioridad que haya en el momento, a ser una más para todo: para preparar cosas, para hacer cosas, pero también para hablar, para reír, para compartir…

01. La importancia 2

Leer más...

 
AddThis Social Bookmark Button

"Nuestra  misión   no  termina  nunca"

 

Entrevista a la Hna María Rosario Pagola,  Misionera Dominica del Rosario

República Democrática de Congo   

 

            ¿Por qué una pamplonica como tú se hace misionera?

            Yo era una muchacha que tenía la vida resuelta. Trabajaba en un comercio de Pamplona [España], la ciudad donde nací. En una boutique llamada Nagore. Y, en cuestiones de fe, no era precisamente muy practicante que digamos. Me gustaba -¡y mucho!- la juerga. Eso, si. Ya lo creo que me gustaba. Todos los fines de semana me iba de parranda con la pandilla. Hoy, a tal baile: mañana, a tal verbena. Siempre de bulla y guateque con mis amigas y amigos… siempre encontrábamos tiempo y lugar para la fiesta, la jarana. Nos lo pasábamos genial. Pero…

            ¿Pero?

            Pero, en el fondo, me notaba incompleta. Sentía que algo necesitaba. Mi espíritu cojeaba. En los momentos de silencio y quietud, siempre afloraba la misma sensación:  era una pura desazón. Yo barruntaba que, dentro de mí, tenía un vacío muy grande. Algo me faltaba. Y, como san Pablo, también yo sufrí mi particular caída del caballo.

14. Nuestra mision no termina Rosario Pagola MDR.png 1

Leer más...

 
AddThis Social Bookmark Button

 Nuestra experiencia misionera en Tailandia - Congregación de Santo Domingo 

 

Dios puso en el corazón de algunas hermanas de la Congregación de Santo Domingo, el deseo de ir a Asia, y anunciar el proyecto de Jesús; proyecto de vida y felicidad para todos los hombres y mujeres de nuestro mundo, a la vez que urgidas por sus propias palabras: "Id al mundo entero y predicad el Evangelio". Es una realidad que en Asia son pocos los que conocen a Jesús, el proyecto del Reino, y  por ello es una urgencia la evangelización de este continente. Evangelizamos desde una comunidad de tres hermanas urgidas por la pasión de que el Reino se haga presente entre los más pobres; de que es en las “periferias”, como nos dice el Papa Francisco, donde hemos de estar hoy las religiosas y religiosos.

 26. Dios puso en el corazon 7

Leer más...

 
AddThis Social Bookmark Button

"Misionera" es una palabra que aún me queda muy grande, pero por algo se empieza. 

Hola a todos. Me llamo Miriam, tengo 23 años y soy graduada en enfermería. Este septiembre hará 7 meses desde que llegué al Bañado Tacumbú, en Asunción (Paraguay). A través de Selvas Amazónicas estoy teniendo la oportunidad de vivir un año en la misión que lleva el dominico Pedro Velasco en este barrio. El trabajo del Pa'i Pedro (del guaraní: Padre) junto con los vecinos dio como resultado la fundación de CAMSAT Centro de Ayuda Mutua Salud para Todos, que pretende dar respuesta desde los mismos habitantes de la zona para los problemas que se plantean en el barrio. 

23. Misionera es una palabra 1

Pa'i Pedro Velasco (bañadense nacido en España) en la capilla de San Miguel.

Leer más...

 
AddThis Social Bookmark Button

Nuestra Misión: Comunidad de formación.

Soy Nícida Amparo Díaz Leal.  Hermana de la Caridad Dominica de la Presentación de la Santísima Virgen. Venezolana, vivo en Caracas-Venezuela.

 Agradezco de corazón poder compartir con ustedes nuestra misión. Aunque piden que sea redactado en primera persona, siempre la estaré presentando en primera persona del plural, puesto que nuestra misión es la misión de la comunidad. Hablo en nombre de mi comunidad. 

Nuestra comunidad comparte la misión con los Padres Redentoristas en la Vicaría Nuestra Señora del Carmen, ubicada en el barrio Brisas del Paraíso, un barrio como muchos de la ciudad de Caracas,  donde la cotidianidad de la gente es poder sobrevivir y salir adelante, siempre confiando en Dios que a pesar de todo no nos abandona.

08.Nuestra mision 2

Leer más...

 
AddThis Social Bookmark Button

MASTER EN HUMANIDAD

Mi nombre es Belén, tengo 27 años y nací en Córdoba, España. Me siento afortunada de la familia que tengo, de la gente que está en mi camino y aunque soy psicóloga de profesión, me considero “buscadora de experiencias humanas”.  Soy una de esas jóvenes españolas que a pesar de estar continuamente formándome, con carrera, máster, idiomas, no “es suficiente”.  La verdad que este momento de “titulitis” no me ha hecho parar, al revés, me ha hecho darme cuenta que es lo importante para mí. Desde que acabe la carrera, quería el contacto con la gente y lo he encontrado junto a organizaciones religiosas que están al servicio de los demás; ahí es donde he crecido como persona.

10.Master en Humanidad 1

Leer más...

 
AddThis Social Bookmark Button

Misión en la ciudad de la mandarina

Soy Edgar Amado Dejesús Toledo Ledezma, fraile dominico del Vicariato Anton Montesino en Paraguay y Uruguay. Estoy en la OP desde el 2002. Vivo en Asunción, en el Convento Santo Domingo Ra’ykuéra (hijos de Sto. Domingo en guaraní). Experiencias de misión y trabajo compartido hay muchas, pero quisiera compartir la última misión de verano que tuvimos con la familia dominicana del Paraguay en una localidad llamada Santa Elena, que a su vez es parroquia, diócesis de Caacupé, a unos 102 km de Asunción aproximadamente, conocida como la “ciudad de la mandarina”.

20. Mision en la ciudad de la mandarina 9

Leer más...

 

  

Facebook IDYM Fanpage

Sitio web de la Orden
Biblioteca online en Scribd
Fotos en Flickr